Mis escritos 4

Un hijo tuyo.

 

Y sentì de pronto

que llegaste hasta lo màs profundo de mi ser,

sentì clavarse en mis entrañas de mujer virgen

la semilla que dejaste como prenda de tu amor.

 

Què alegrìa tan grande

esbozò mi cintura,

cuando recibiò ese bagaje

y empezò a hincharse profunda.-

 

Y ese retoño empezò a crecer

primero una semilla, despuès un bebè,

un retoño de tu vida y de mi vida,

un hijo tuyo y mìo: nuestro bebè.

 

Y ahora quièn sabe cuàn grande es,

si apenas el amor lo hicimos ayer;

y quièn sabe acaso

si el bebè tuyo que quiero tener

està en mi panza o sòlo lo imagino

por quererte tener otra vez.

 

Amigo.

 

Con mi pulso tembloroso

quiero rendirte mi humilde homenaje,

sòlo con cuatro versos

decirte: amigos los de tu linaje.

 

No quiero que olvides

que un dìa yo vine

buscando quièn sabe...

y encontrè tus manos que hoy me asisten.

 

No tengo palabras

para decir lo que siento,

mi pulso no habla

pero lo intenta escribiendo.

 

Còmo decir de pronto

que agradezco tu mirada,

que anhelo tu presencia

y admiro tus palabras.

 

Me preguntan por ti.

 

Hace tiempo que prometes

que algùn dìa volveràs,

pero veo que no vuelves

cuando miro para atràs.

 

No me iomportarìa nada

si yo estuviera sola,

pero hay otra persona

que te busca en nuestra casa.

 

Y hasta a veces me pregunta

sòlo con la mirada:

donde està papà ,

por què no duerme en casa?

 

Còmo puedo yo decirle

que quizàs no volverà,

o que se fue de viaje

y que algùn dìa lo verà.

 

Còmo puedo yo mentirle

y decirle mañana vendrà,

si sè que no es posible

que te vea una vez màs.

 

No me importarìa nada

si yo estuviera sola,

pero hay otra persona

que te busca en nuestra casa.

 

Y pregunta a toda hora

tan sòlo con la mirada,

Dònde està papà,

por què no duerme en casa.-

 

Despuès de un año.

 

Escùchame mi niño

hoy te quiero contar,

que se ha cumplido un año

que la he visto marchar.

 

Te regalò su vida

por ti se fue muy lejos,

a mi me diò un retoño

y se marchò hacia el cielo.

 

Un dìa me dijo:

-"Este hijo nuestro

me llevarà en sus venas,

me detendrà el recuerdo

aùn cuando no vuelva"-

 

Hijo quiero que sepas

que tu madre te querìa,

que tambièn era muy buena

aùn cuando partiò tu dìa.

 

Ella te albergò en su seno

y de a ratos te decìa:-"Hijo

tanto te quiero

que te darè mi vida"-

 

No quiso saber peros

tampoco quiso excusas,

ella dijo "lo quiero

a costa de los riesgos".

 

Tu madre ha sido entera

no renegò su vientre,

te tuvo nueve meses

hasta la luna nueva.

 

Escùchame mi niño

hoy te quiero contar,

que se ha cumplido un año

que la he visto marchar;

que has sido tu el retoño

que la elevò al altar.

 

Las rosas.

 

Hoy he descubierto

que hay rosas con espinas,

que a veces me lastiman

cuando las llevo dentro.

 

Sentì una gran tristeza

cuando vi que era pobre su belleza,

que era sòlo una rosa

una flor y no una estrella.

 

De què valen las palabras

si no tienen su pureza,

si lastiman como ellas

aùn cuando las besas.

 

Dònde està su terciopelo

si se pierden con el tiempo,

y el perfume de su vida

dònde se marchò?

 

Y Por què

desde que existe el tiempo,

no sabemos a quièn

el amor se lo debemos?

 

Mas no quiero ya pensar

que hay cosas tan intensas,

no quiero saber màs

por què el amor me cerrò sus puertas.

 

Y sentì una gran tristeza

descubrì que hay cosas bellas,

que aùn cuando las besas

pierden toda su belleza.

 

Comment Form is loading comments...

 

Cantos del Alma

 

Por: Maria Laura Branca.

0ffice:

mail: luz@cantosdelalma.it

Tel. +39 ........................

Prov. Lecce - Reg. Puglia - Italia

Copywright 2014/17

Io…il mio cuore… la mia strada… la mia anima…

 

§* Racconti di vita e di fantasia, qualsiasi riferimento a cose o persone è puramente casuale e non è autobiografico.*§

Powered by Calendar Labs